La casa

Mas Rovira era un antiguo molino de aceite situado en el Pla de l'Estany, una pequeña comarca muy apreciada por su encanto y tranquilidad, que gira entorno al Lago de Banyoles, donde aún se encuentran paisajes rurales muy vírgenes.

Su ubicación estratégica entre el Gironès, el Alt Empordà y la Garrotxa, a pocos quilómetros de las playas de la Costa Brava, la convierte en un destino ideal para conocer toda esta región de gran prestigio.

La masía se encuentra en un entorno privilegiado, rodeada de robles, encinas y olivares, a media montaña, lo que nos permite gozar de unas excelentes vistas panorámicas. Declarado espacio de interés natural protegido, destaca por su paz y su tranquilidad. Todo esto a sólo 5 minutos del lago y la villa de Banyoles.

La casa consta de dos construcciones: la primera del sigo XII, construida después del abandono del asentamiento romano de Villauba, próximo a la casa. La segunda y la más importante, después de un importante proceso de restauración (finalizado en 2005), se ha distribuido en 6 apartamentos independientes con cocina y baño propios y totalmente equipados, con una capacidad de entre 2 y 5 personas.

Principales características de los espacios comunitarios:

  • Rodeada de 12.000 m2 de jadín y bosque.
  • Piscina de 14x6m. Con tratamiento de sal y muy buenas vistas (abierta del puente de mayo a finales septiembre, siempre que haga buen tiempo)
  • Barbacoa y zona de pícnic.
  • Parque infantil.
  • Aparcamiento gratuito.